¿Quién fue el mejor espía de la historia?

Orquesta era un nombre genérico dado a los círculos de espías soviéticos en Alemania. El nombre de "orquesta" viene del nombre "músico" que los soviéticos daban a los radioperadores de telegrafía y Roja era por ser comunistas. Según el escritor Walter Görlitz, los alemanes los llamaban "pianistas."

La Orquesta Roja tenía ramificaciones en Bélgica, Holanda, Francia, Suiza, Alemania y Japón. Los miembros alemanes ligados de alguna forma a la Orquesta Roja, dirigidos por Arvid Harnack y Harro Schulze-Boysen no se llamaban a sí mismos Orquesta Roja, ni tenían idea de pertenecer a una organización dirigida desde Moscú con conexiones en seis países. Pensaban que peleaban para librar a Alemania del régimen nazi, pero no eran comunistas ni mucho menos. Es decir, eran utilizados por la hábil dirección de la inteligencia soviética con total inocencia.

Y no hay duda, que los informes entregados por la Orquesta Roja a Moscú, causaron por lo menos la muerte de 250 mil soldados del Eje, puesto que les daban a los soviéticos los detalles operativos de esas fuerzas en el Frente del Este.

En esas actividades participó Rudolf Roessler, el agente Lucy, que sus amigos consideraban un patriota, pero que en Suiza pasaba información táctica al agente Alexander Rado, alias "Dora" que trabajaba para los suizos y que retransmitían los informes a Moscú.


Sandor Rado

Por la misma razón, la Abwehr llamó Orquesta Negra a los grupos opositores alemanes que dentro de Alemania estaban organizados como grupos de oposición, pero que no mantenían, o creían, que no mantenían relaciones con los soviéticos.


Conspiradores militares alemanes juzgados y colgados luego del complot contra la vida de Hitler, el 20 de julio de 1944

A finales de 1941, fue descubierta por casualidad, en Bélgica, una red de espionaje soviética.

Los servicios de Canaris y Himmler no tuvieron mas remedio que inquietarse por ello. Al cabo de diez u ocho meses de largas investigaciones, se supo que se trataba de la organización mas amplia que se había conocido en toda la historia, fue llamada Rote Kapelle, Orquesta Roja.

Esa red cubría todos los territorios ocupados por el Reich e informaba a Moscú –también a Londres– gracias a los interminables puestos de radioemisores, sobre cuanto ocurría en los diversos Estados Mayores de todos los Ejércitos del Reich y en los niveles mas elevados de los ministerios de Asuntos Exteriores, Armamento, Aviación, Economía, Propaganda y Trabajo.

Así, los aliados fueron informados con exactitud sobre las cadenas de montaje de la armas V (Vergeltung: venganza).

Desde que Fíeseles comenzó a fabricar en Cassel las células de aquellos cohetes, la fabrica fue destruida en el transcurso de un bombardeo que además, mato a millares de mujeres y niños.


Si las V-1 y V-2 hubieran podido fabricarse seis meses antes, el desembarco de Normandía habría sido imposible.

Igualmente conoció el enemigo de los alemanes la existencia de la base de armas V en el Báltico.

En la noche del 17 de abril de 1943, los británicos bombardearon Peenemünde. Aquel bombardeo supuso un nuevo retraso de cuatro meses. Igualmente, las rampas de lanzamiento dispuestas en el norte de Francia fueron localizadas y bombardeadas, gracias a los espías a sueldo de los aliados.


Por supuesto la Orquesta también estaba introducida en el servicio de contraespionaje alemán –aunque de manera independiente de Canaris y compañía– , mientras misteriosos directores de orquesta informaban a Moscú sobre las intenciones mas secretas del OKW, el OKH y de las del mismo Hitler.

Los especialistas terminaron descubriendo setenta y cuatro emisoras de la Orquesta Roja, funcionando las principales en Lieja, Gante, Bruselas, Estambul, Atenas, Belgrado, Ginebra, Viena, Roma, Paris, Ámsterdam, Berlín, Neuchatel, Madrid, Barcelona, Amberes, Estocolmo, Copenhague, Trondheim, Lyón, Marsella y Lille. Mas tarde se descubrió que eran mas de quinientas.


Por tal razón, quizás el más famoso y anónimo espía de la Segunda Guerra Mundial fue un judío polaco que se llamó Lejb Domb, aunque nadie supo jamás su nombre verdadero hasta luego de su muerte.

Leopold Trepper era el nombre de guerra del orquestador de la Rotte Kapelle, su red de espionaje grande red de espionaje en la Alemania Nazi diseñada por este hábil agente múltiple.


Siendo apenas adolescente había sido reclutado por las juventudes sionistas del movimiento «Hashomer Hatzair» (la joven guardia), y con apenas veinte años emigró al Mandato Británico de Palestina donde cooperó en la fundación del movimiento comunista "Unidad", que preconizaba la unión de judíos y árabes contra el capitalismo para la paz en Oriente Próximo.




Consecuentemente fue expulsado por los británicos en 1929 y pasó tres años en Francia, militando en un grupo de comunistas extranjeros, antes de viajar a Moscú con el pretexto de estudiar.

Pero ~en realidad~ había sido convocado para empezar su carrera como espía.

Se incluyó en la red de espionaje soviética Fantômas, que operaba en París desde 1932, uno de cuyos animadores era Jacques Duclos, más tarde vicepresidente del Parlamento francés. El 13 de julio de 1940 ~vale decir luego de la ocupación nazi en Francia~ Duclos publico en L'Humanite improvisada en Paris, un artículo titulado “Fraternidad franco-alemana”.


Por entonces para Duclos, los nacionalsocialistas no solo eran camaradas sino hermanos.

El diario comunista francés L’Humanité defendiendo el pacto nazi-soviético el 25 de agosto de 1939


El diario comunista L’Humanité renegando de la guerra por “imperialista” el 14 de octubre de 1939

Sin embargo, cuando Hitler ataco a la “Madrecita Rusia” los alemanes volvieron a convertirse en unos lobos carniceros y Duclos, reanudo su servicio, en el seno de la Orquesta Roja, donde encontró a su antiguo acólito.

«Orquesta» era un nombre genérico dado a los círculos de espías soviéticos en Alemania. "Orquesta" viene del nombre "músico" que los soviéticos daban a los radioperadores de telegrafía y Roja era por ser comunistas.

El misterioso monsieur Domb, a quien también llamaban “el gran jefe” aunque no merecía tal titulo, había solicitado los servicios de otros correligionarios, que había conocido en las Brigadas Internacionales en España, donde también estuvo del bando Republicano, según lo enviaran a misionar sus líderes de la NKVD.

El “gran jefe” necesitaba encubrir sus oscuras actividades, escogió un negocio de impermeables. Su director comercial de aquella empresa era el ingenuo Jules Jaspar, hermano del antiguo presidente del Consejo belga.


La Orquesta Roja tenía ramificaciones en Bélgica, Holanda, Francia, Suiza, Alemania y Japón. Los miembros alemanes ligados de alguna forma a la Orquesta Roja, dirigidos por Arvid Harnack y Harro Schulze-Boysen no se llamaban a sí mismos Orquesta Roja, ni tenían idea de pertenecer a una organización dirigida desde Moscú con conexiones en seis países. Es decir, eran utilizados por la hábil dirección de la inteligencia soviética sin saberlo.

Y no hay duda, que los informes entregados por la Orquesta Roja a Moscú, causaron por lo menos la muerte de 250 mil soldados del Eje, puesto que les daban a los soviéticos los detalles operativos de esas fuerzas en el Frente del Este. En esas actividades participó Rudolf Roessler, el agente Lucy, que sus amigos consideraban un patriota, pero que en Suiza pasaba información táctica al agente Alexander Rado, alias "Dora" que trabajaba para los suizos y que retransmitían los informes a Moscú.


Por la misma razón, la Abwehr (el contraespionaje Nazi) llamó Orquesta Negra a los grupos opositores alemanes que dentro de Alemania estaban organizados como grupos de oposición, pero que no mantenían, o creían que no mantenían relaciones con los soviéticos.


A finales de 1941, fue descubierta por casualidad, en Bélgica, una red de espionaje soviética. Los servicios de Canaris y Himmler no tuvieron mas remedio que inquietarse por ello. Al cabo de diez u ocho meses de muchas largas investigaciones, se supo que se trataba de la organización mas amplia que se había conocido en toda la historia, fue llamada Rote Kapelle, Orquesta Roja.


Dos buenos alemanes, Arvid y Mildred Harnack ~dos irreprochables patriotas alemanes afiliados al Partido Nazi~ también eran miembros de la "Orquesta Roja"

Antes de la guerra, la central de información de Moscú había confiado la organización de aquella red a un espía profesional llamado Leiba Domb, también conocido como Leopold Trepper, Gilbert, Otto y muchos otros nombres.

Antes de la guerra ya había creado en Bruselas la Orquesta Roja, una red cuyos "pianistas" o radiotransmisores envió a Moscú ~desde la entrada en guerra de la Unión Soviética en 1941~ más de 2.000 despachos de gran importancia redactados por "290 agentes que no eran espías profesionales, sino furibundos antinazis de diversas nacionalidades", no siempre comunistas, entre ellos algunos alemanes.

Incluso varios de sus hombres anticiparon a Stalin la fecha exacta de la entrada en guerra de Alemania contra la URSS: madrugada del domingo 22 de junio, aunque no se les creyó.

Si Stalin y los burócratas de sus servicios de espionaje hubieran tenido más confianza en esta red compuesta esencialmente de judíos internacionalistas ~dos características poco apreciadas en Moscú~ no habrían tenido que pagar el precio colosal de la invasión alemana en 1941: Trepper y sus amigos habían transmitido a sus jefes la fecha exacta de la Operación Barbarroja, pero en los soviéticos supusieron que era una operación de intoxicación británica.

La Rote Kapelle (Orquesta Roja) se llamaba así por motivos obvios, si atendemos a su origen.


Al contrario que la Rosa Blanca integrada por ingenuos estudiantes secundarios, o su homóloga (orquesta negra, formada por militares que se oponían a prolongar la guerra), no estaba formada por ilustres miembros del ejército de tradición prusiana ni surgió como reacción tardía ante el desastre militar en el que estaba sumido el país.

Todos estos movimientos subversivos nacieron como una red de espionaje organizada y orquestada por ese misterioso agente polaco de la GRU (servicio de Inteligencia soviético, antecedente del KGB) llamado oficialmente «Leopold Trepper», aunque su verdadero nombre generalmente se desconocía.

Recordemos que, siendo militante sionista desde muy joven, Trepper ~a quien todos conocían sólo por el nombre clave de «el gran jefe»~ había formado parte de la red de espionaje Fantomas que los soviéticos tuvieron en París a principios de los años treinta para espiar al gabinete de ministros francés.

Más tarde, Trepper creó la Orquesta Roja en Bruselas y no limitaba su esfera de actuación a Alemania sino también a otros países como Francia, Holanda y Suiza.


Leopold Trepper

En realidad el término Orquesta Roja, también aludía a su perfecta coordinación. No lo inventaron ellos sino la Gestapo, que no tardó en detectarles y acuñó las denominaciones de conductores y pianistas (músicos en el argot soviético) para referirse a los niveles de su jeraquía en la organización, designando los primeros a los supervisores y los segundos a los operadores de radio y telégrafo que se encargaban de transmitir la información obtenida.

Los alemanes de la RSHA (Reichssicherheitshauptamt, Oficina Central de Seguridad del Reich) bautizaron con el apellido de Trepper al grupo que operaba en Francia, Bélgica y Alemania, aunque en Berlín identificaron uno por separado, el Schulze-Boysen/Harnack, mientras que puso Trío Rojo al suizo (si bien incluía a algún agente británico, como el célebre Alexander Foote).

Trepper llegó a Bruselas en 1939 haciéndose pasar por empresario canadiense y alquilando diversos locales desde los que realizar las operaciones de espionaje y que hacía pasar por sedes de sus compañías(una de fabricación de impermeables, Foreign Excellent Raincoat Company, y otra de distribución de coñac y estufas, la Simex) que eran falsas pero que sí introdujeron algunos productos en el mercado negro cuando estalló la guerra para autofinanciarse.


En 1940, con la invasión de Bélgica, se trasladó a París y, mediante siete redes, empezó a facilitar información sobre movimientos de tropas, producción de material bélico y transporte de materias primas, obtenía los datos de conversaciones con los altos mandos, aprovechando su acceso a ellos y el prestigio que tenía como industrial de peso.

Al parecer advirtió a Stalin de la fecha de inicio de la Operación Barbarroja (la invasión de la URSS) pero el líder soviético no le creyó, confiando en el pacto de no agresión que había firmado con Hitler. Luego también fue desvelando los planes alemanes en Rusia en general y Stalingrado en particular, contribuyendo decisivamente a su derrota.


Stalin

A finales de 1941 la red de Bruselas fue descubierta casualmente por los nazis, que la desarticularon y detuvieron al propio Trepper. Le propusieron convertirse en un agente doble y aparentemente aceptó, enviando contra-información a Moscú aunque se sospecha que tenía algún método críptico para advertir de la situación a los soviéticos. En cualquier caso, en septiembre de 1943 huyó ayudado por la Resistencia Francesa, que le mantuvo oculto hasta el final de la guerra. Entretanto siguieron funcionando las otras redes.


La de Berlín estaba al mando de Harro Schulze-Boysen, un oficial de Estado Mayor de la Luftwaffe que era antinazi desde antes de la toma del poder por Hitler y que se había afiliado al NSDAP (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) para despistar.

En aquel grupo no militaban sólo comunistas sino también una extraña amalgama de opositores que incluía conservadores a la vieja usanza que no soportaban el régimen, judíos y católicos; curiosamente casi la mitad eran mujeres, que tenían a la esposa de Harro, Libertas, como modelo.

Su principal actividad era promover la desobediencia civil colgando carteles, repartiendo pasquines y ayudando a escapar a los perseguidos; ocasionalmente también pasaban información a la embajada de Estados Unidos.


Harro Schulze-Boysen

Pero tras la caída de Trepper la Gestapo estaba alerta y en el verano de 1942 detuvo a todos los integrantes del grupo berlinés. Los arrestos ascendieron a medio millar, de los que cincuenta y ocho -hombres y mujeres- acabaron ejecutados.


El escritor Adam Kuckhoff, el teniente segundo Herbert Gollnow, J. Wenzel, agente de la Internacional Comunista en Bruselas, la condesa Ericka de Brockdroff y el profesor W. Kraus (Marburgo), quien distribuía el periódico ilegal El Frente Interior, repartía octavillas y reclutaba a trabajadores inmigrantes. Ilse Stöme estaba infiltrada en el Servicio de Información de Asuntos Extranjeros; el coronel de la Luftwaffe Erwin Gras y Horts Helmamm, que operaba en la oficina de claves del contraespionaje, la bailarina Olga Schottmüller, la vidente Anna Krause y el diplomático Rudolf von Scheliha.


Al igual que otras asociaciones, como el Frente Negro y la Rosa Blanca, luchaban contra Hitler desde el interior. La eficacia de la red llegó a ser tal que cualquier decisión del Alto Estado Mayor alemán (OKH) se conocía por los Aliados sólo con una diferencia de nueve horas desde que era tomada.

La red berlinesa de la Orquesta Roja fue desmantelada en parte por la Gestapo el 31 de agosto de 1942. Se hicieron más de 600 arrestos en Bruselas, París y Berlín. Entre los arrestados había miembros de la Abwehr, Ministerio de Propaganda, Ministerio del Trabajo, Ministerio del Exterior y la oficina administrativa de la ciudad de Berlín.

Los procesos judiciales se llevaron en el más estricto secreto; hubo 58 condenas a muerte, los hombres ahorcados y las mujeres guillotinadas, y muchas otras a cadena perpetua.


Libertas y Harro Schulze-Boysen

Durante ese tiempo, Trío Rojo, la red suiza, había conseguido introducir espías en el OKH (Oberkommando des Heeres, Alto Mando del Ejército) que desvelaron a los aliados los detalles de la Operación Ciudadela (la última ofensiva alemana en el frente del Este), permitiendo a los soviéticos enviar sus divisiones a pararla en lo que desembocó en la mayor batalla de carros de combate de la historia, la de Kursk; fue casi simultáneamente al desmantelamiento del grupo Schulze-Boysen.

La ventaja de los espías de Suiza era que estaban a salvo de la Gestapo, hasta el punto de que hoy en día se sigue desconociendo a la mayor parte de sus miembros.

Hay alguna excepción, eso sí: el líder era Rudolf Roessler, alias Lucy, y su mano derecha Alexander Radolfi, nombre adoptado por el comunista húngaro Sandor Radó, conocido como Dora y que desde 1936 ya tenía su propia red (Roten Drei, se llamaba) antes de fusionarse con Trío Rojo.


En 1945 Rado fue llamado a la URSS y acusado de pasar información a Londres y Washington, por lo que se le condenó a ocho años de prisión; se le rehabilitó tras la muerte de Stalin.

En eso siguió un camino similar al que seguiría Trepper, que al terminar la guerra fue recibido con honores en Moscú… antes de ser enviado a la cárcel de Lubianka durante diez años por el doble juego al que le habían obligado los nazis.

Pero volvamos a 1943, cuando Domb obtendría falsa documentación de Claude Spaak, hermano del estadista que sería fundador de la OTAN, en París, donde obtuvo refugio.

Domb (o Tepper), a quien también llamaban “el gran jefe” aunque no merecía tal titulo, había solicitado los servicios de otros correligionarios, que había conocido en las Brigadas Internacionales en España. El “gran jefe” necesitaba encubrir sus oscuras actividades, escogió un negocio de impermeables.

En Paris operaban otros judíos, Sobelsohn, Henry Robinson y Abraham Reichmanl, funcionarios del Komintern. La Orquesta estaba firmemente instalada junto a los Campos Elíseos, encubierta por una firma comercial, la Simex, que vendía coñac y estufas a las tropas de ocupación alemanas. En aquel momento Domb se convirtió también en rey del mercado negro. Trataba con magnificencia a ciertos jefes de la organización alemana Todt.

La Orquesta también tenia un músico en la rue de Lille, en la embajada de Alemania: Margarethe Hoffman–Scholz, sobrina del coronel Hartog, oficial del Estado Mayor del general Heinrich Von Stülpnagel, Militärbefehlshaber en Francia.


La enfermera Margarethe Hoffman-Scholtz también quedó comprometida en la red, por su parentezco con un Oficial del Estado Mayor Alemán

Domb disponía en Paris de unas treinta emisoras que operaban de tres en tres. Se transmitía primero de uno, mas tarde de otro y por ultimo de otro.

Una red paralela funcionaba cerca de Lucerna, en Suiza, bajo el control de un israelita húngaro llamado Alejandro Radolfi, llamado Rado, que tenia como principal enlace a un teólogo bavaro llamado Rudolf Roessler alias Lucio. Aquel Roessler trabajaba también para el jefe de información suiza, el coronel Masson, que se hallaba, como es lógico, en contacto con Walter Schelenberg, que pronto seria sucesor de Canaris.


Mas tarde el coronel Masson declararía que “los aliados y en especial los agregados militares estaban al corriente de toda aquella red.” Por supuesto, quien puede dudar algo así a estas alturas.

El idealista Roessler no trabajaba gratis. Tenia un sueldo fijo de ¡7.000! francos suizos! – enorme cantidad – mas los gastos y las primas.


Vladimir Dekanozov, antiguo embajador soviético en Berlín hasta Junio 22, 1941

Hasta el 21 de junio de 1941, la red de Radolfi recibía fondos de Dekanozov, embajador soviético en Berlín. Mas tarde los rusos enviaron los fondos a un banco americano que los giraba a una banca suiza, a nombre de un comerciante americano. Los fondos eran considerables, pero americanos y suizos cerraron los ojos.


Double agent Alexander Foote.

Roessler tenia otros agentes a su servicio; un ingles llamado Alexander Foote (que en 1947 se pasó al servicio secreto británico), un judío lituano de nombre Isaac y algunos suizos, entre los que se encontraba el jefe del partido comunista suizo, León Nicolle. También acogió a algunos espías de la red parisiense. En el seno del cuartel general de Hitler, dos grupos de espías, “Werther” y “Olga” les informaban directamente, cosa que les permitía transmitir a Moscú, en un tiempo record, informaciones de extrema importancia.


Hilde Coppi

Leopold Trepper (su nombre era Domb), fue detenido en Paris por la policía alemana en casa de su dentista. La SD decidió servirse de el. Se evadió en condiciones inverosímiles en septiembre de 1943, entrando por una puerta de la farmacia Bailly – ante la estación de Saint Lazaire – y saliendo tranquilamente por la otra, lo que prueba que era objeto de una “vigilancia muy estrecha”.

Leopold Trepper fue repatriado en 1945, y recibido en Moscú con todos los honores antes de ser enviado a prisióny fue liberado tras la muerte de Stalin.

El presunto “gran jefe” fue condenado a quince años de cárcel, declarado culpable de haber sido espía doble y haber entregado a sus subordinados. Fue confinado en la prisión de Lubianka donde cumplió diez años de cárcel.

Una vez terminada la guerra, los Aliados se interesaron en la "Orquesta Roja" e investigaron el proceso de captura, interrogatorios, torturas, juicios y sentencias de los miembros de la famosa organización.

Sin embargo, en este caso, no tomaron ninguna acción contra los miembros de la Gestapo, SD, SS o Abwehr, sino más bien utilizaron toda la información que recolectaron para utilizarla contra la, hasta entonces, aliada URSS.

La Guerra Fría estaba por delante, y más importante era, usar la información sobre el espionaje soviético, que hacerlo público en un juicio. Como se sabe, incluso llegaron a contratar los servicios de agentes alemanes de los servicios secretos de Reich.


El hecho es que a mediados de los 50' Trepper volvió a Polonia y residió en Varsovia otros veinte años, asumiendo la presidencia de otra Asociación Cultural Judía, que era una pantalla para su nueva red de espionaje.

Al serle retirado su pasaporte ~debido a que se sabía que ahora indudablemente trabajaba para Israel~ amenazó con suicidarse si no era autorizado a abandonar el país, lo que logró tres años después.


Como consecuencia de la ola de antisemitismo en Polonia en 1968, Trepper abandonó su país para ir a Francia, y luego a Israel, donde vivió con su esposa Luba en un modesto piso ~bajo protección oficial constante~ en el coqueto barrio Kiryat Hayovel, en Jerusalén.

Allí murió en 1982 y fue enterrado con los honores de un héroe de Israel en el cementerio del Monte Hertzl, junto al padre del sionismo que le dio su nombre a la necrópolis, junto a Joseph Trumpeldor el héroe de Tel Jai, al Primer Ministro David ben Gurion, Golda Meir y muchos otros campeones del Sionismo.


El almirante Canaris, jefe de los servicios secretos militares alemanes, dijo de él: "Su actuación costó mas de 300.000 muertos a Alemania". "Ganó prácticamente él solo la guerra".


Un anciano discreto, con el aspecto de un jubilado aburrido y cuyo rostro expresaba una paciencia sin límites, haciendo cola en la ventanilla de su banco en la céntrica calle de Jaffa, en Jerusalén, será ~probablemente~ el último recuerdo que conservarán sus vecinos de uno de los mas famosos agentes secretos de la historia del espionaje.


FUENTES:

  1. Accoce, Pierre & Quet, Pierre: "A Man Called Lucy". Coward Mccann Ed., 1967. ISBN-13: 978-1574883671
  2. Basset, Richard: "El enigma del almirante Canaris: Historia del jefe de los espías de Hitler". Editorial Crítica, 2006. ISBN-13: 978-8484327264
  3. Brysac, Shareen Blair: "Resisting Hitler: Mildred Harnack and the Red Orchestra". 2000. ISBN 0-19-513269-6
  4. Cohn, Marthe: "Behind Enemy Lines: The True Story of French Jewish Spies in Nazi Germany". Broadway Books; 5th Edition, 2006.ISBN-13: 978-0307335906
  5. Foote, Alexander: "Handbook for Spies". Coachwhip Publications, 2011. ISBN-13: 978-1616460679
  6. Perrault, Gilles: "La Orquesta Roja". Editorial Bruguera, S.A.; Barcelona, 1981. ISBN-13: 978-8402084590
  7. Kafri, Yehudit: "Codename: Zosha: A Woman Fighter Against the Nazis". Independent Publishing Platform, 2014. ISBN-13: 978-1503162365
  8. Schellenberg, Walter: "Walter Schellenberg: The Memoirs of Hitler's Spymaster". Andre Deutsch; 1st Edition, 2011. ISBN-13: 978-0233002002
  9. Trepper, Leopold: "The Great Game". McGraw-Hill, Inc., 1977. ISBN 0-07-065146-9
  10. U.S. CIA: "The Rote Kapelle: The CIA's History of Soviet Intelligence and Espionage Networks in Western Europe, 1936-1945 (Foreign Intelligence Book Series)". Praeger Publishers Inc., 1979. ISBN-13: 978-0313270512
  11. «Los espías y el factor humano»
  12. Gedensktätte Deutscher Widerstand
  13. http://archive.c3.ort.org.il/Apps/WW/
  14. Codename (World War 2 Memories)


Esta información fue tomada del sitio web Quora. Haz clic aquí para visitar el original.

Mejor espía

#Historia #Sociedad #Quora

¿Tienes algo que decir?
2 Comments
Salvador Fernandez
artikulo demasiado extenso para seres tan despreciables komo son los espias..
1
Dec 1, 2019 3:03PM
Jaime Matus
Debiera existir una mínima revisuión previa a la publicación: es un artículo plagado de errores de compaginación, repetición de frases, faltas de ortografía y gramática, desorganización de la secuencia .....un desperdicio de una buena historia
1
Nov 30, 2019 5:13PM

Datos interesantes

¿Por qué el jabón quita la grasa si está hecho de grasa? 5/5/2021

Me hace gracia. Hace un tiempo me pregunté yo eso mismo y, al cabo de un tiempo lo supe.

Leer más

#Сiencia #Salud #Quora

¿Es malo el mate? 7/4/2021

HOLA =+= Para la mayoría de las personas comunes del Cono Sur de América, el cebar unos mates es rigor y una forma de compartir.

Leer más

#Salud #Comida #Naturaleza #Quora

¿Por qué un reloj tiene 12 dígitos? 17/4/2021

Es casualidad, el reloj tiene doce dígitos por el sistema de numeración que se utilizaba en la antigüedad y el calendario tiene doce meses como resultado de una serie de correcciones que fue sufriendo, aunque originalmente tenía diez meses.

Leer más

#Сiencia #Historia