¿Por qué Tesla nunca patentó sus inventos?

A pesar de su genialidad, no fue un hombre reconocido en su tiempo, sobre todo por la comercialización y patentes de las ideas de Tesla por otros, empezando por Edison y Marconi. En 1884 migró a Estados Unidos en busca del sueño americano. Trabajó en los laboratorios de la compañía de Thomas Edison mejorando los productos que se vendían. Éste era el icónico inventor estadounidense de la bombilla, el fonógrafo y la imagen en movimiento.

Lo que comenzó como relación laboral terminó como batalla legal. Tesla mejoró tanto los productos que ideó un nuevo sistema eléctrico que sustituía el viejo e ineficiente sistema de Edison por las redes de alta tensión o corriente alterna. Edison se negaba a sustituirlo porque no quería pérdidas económicas, Tesla en cambio pugnaba por la mejora en la tecnología, que finalmente es el que hoy día nos lleva “la luz” a casa.

Su ingenio no tenía límites. Tesla introdujo un sistema eléctrico a los motores, lo cual lo logró después de que descubriera el campo magnético giratorio que no sólo revolucionó la industria automotriz, sino la eléctrica al crear el alternador, los transformadores y todo el sistema polifásico que nos provee de energía eléctrica.


Además en 1896 inventó el primer transistor de radio, sí Tesla no Marconi. En 1943 la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció la contribución de Tesla sobre la de Marconi, aunque ya se había llevado el Premio Nobel en 1909.

También instaló la primer planta hidroeléctrica en las cataratas del Niágara en 1895 y descubrió la luz fluorescente, los rayos láser, las comunicaciones wireless, sí gracias a él tienes Internet, los sistemas de transmisión eléctrica sin cables, el control remoto y la robótica. Además de las turbinas. Por esto y más registró cerca de 700 patentes. Sus investigaciones incluyeron la exploración de energía solar y marina, así como la comunicación vía satelital.


Su descubrimiento más importante lo hizo mientras vivió en Colorado Springs de mayo de 1899 a 1900: las ondas estacionarias de la Tierra, lo que probaba que nuestro planeta podría usarse como un conductor eléctrico en ciertas frecuencias, por lo que podíamos recibir señales del espacio exterior.

Entre los apasionados de la ciencia, pocos debates calientan más los ánimos que los que comparan a Tesla y Edison. Entonces, ¿quién fue el mejor inventor?

Desde sus personalidades totalmente diferentes a sus legados duraderos, así es como se comparan los dos inventores.

Tesla tenía una memoria eidética, lo que significaba que podía recordar imágenes y objetos con mucha precisión. Esto le permitió visualizar con precisión objetos en 3D, y como resultado, pudo construir prototipos de funcionamiento usando pocos dibujos preliminares.

“Realmente desarrolló sus inventos con imaginación”, dijo Carlson al sitio Live Science.

Por el contrario, Edison era más un dibujante y hablador.

Nikola Tesla es menos famoso que Einstein. Menos conocido aún que Leonardo. De más está decir, menos que Stephen Hawking.


Tesla, además de inventar la electricidad, predijo algunas tecnologías que se harían realidad en las décadas que le sucedieron. Pero le robaron sus patentes.

Y, todavía más irritante para sus admiradores, considerablemente menos famoso que su archienemigo Thomas Edison.

“Si fueras (al laboratorio) y lo vieras en el trabajo, encontrarías que tiene cosas regadas por todos lados: cables, bobinas y varias partes de inventos”, dijo Carlson.

Según el Parque Histórico Nacional Thomas Edison el inventor tenía 1,093 patentes; mientras que Tesla obtuvo 300 en todo el mundo, según un estudio publicado en 2006 durante el Simposio Internacional de Nikola Tesla.

Sin embargo, Edison tenía muchos más asistentes y también robó algunas.


Sin embargo, su trabajo sirvió para que el dispositivo que usted está usando para leer este artículo esté encendido.

El motor de inducción que inventó -y que funciona con corriente alterna- fue un paso crucial para el desarrollo de los sistemas eléctricos modernos.

Mark Twain, amigo de Tesla, describió al invento de la electricidad como "la patente más valiosa desde la aparición del teléfono".

Tesla estaba del lado de los ganadores en la "Guerra de las corrientes" -como se llamó a la batalla entre George Westinghouse y Thomas Edison, por ver qué tipo de corriente se emplearía para la trasmisión eléctrica.


De un lado estaban los defensores de la corriente alterna (CA), incluido Tesla, y por otro los de la corriente continua o directa (CC), con Edison a la cabeza. Pero, en términos de posteridad, el tiempo no fue bueno con Tesla.

Aunque la bombilla, el fonógrafo y las imágenes en movimiento son promocionado como los inventos más importantes de Edison, otras personas en el mundo ya estaban trabajando en tecnologías similares, dijo Leonard DeGraaf, archivista del Parque Histórico Nacional Thomas Edison en Nueva Jersey, y autor de “Edison y el aumento de la innovación” (2013).

“Si Edison no hubiera inventado esas cosas, otras personas lo hubieran hecho”, dijo DeGraaf a Live Science.

En un movimiento miope, Edison descartó la idea de Tesla de crear un sistema de corriente alterna (CA), en lugar de promover su sistema de corriente continua (CC) más simple pero menos eficiente.


Nikola Tesla demostrando electricidad de corriente alterna. (Crédito: Getty Images)

Por el contrario, las ideas de Tesla a menudo eran más disruptivas. En 1888 se unió a la compañía Westinghouse para echar a andar la instalación hidroeléctrica de corriente alterna en las Cataratas del Niágara, la primera planta en su clase, que verdaderamente electrificó el mundo, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Tesla también pasó años trabajando en un sistema diseñado para transmitir de forma inalámbrica voces, imágenes e imágenes en movimiento, convirtiéndolo en un futurista y el verdadero padre de la radio, el teléfono, los teléfonos celulares y la televisión.

Era un excéntrico. Creía que el celibato estimulaba el cerebro, que había establecido contacto con extraterrestres y dicen que se enamoró de una paloma.


En décadas recientes su nombre pasó relativamente al olvido, mientras que Edison quedó como uno de los inventores más grandes de la historia.

Son sus admiradores -legiones de historiadores de la ciencia y amantes de la informática- los únicos que se encargan de mantener vivo su legado.

En la actualidad hay en marcha un proyecto para transformar su antiguo laboratorio en un museo, con fondos recolectados por sus seguidores.

Gracias al sitio en internet The Oatmeal, sus defensores lograron juntar más de los US$850.000 que se habían propuesto. Esta suma será igualada con una contribución de las autoridades del estado de Nueva York.

Matthew Inman, diseñador de The Oatmeal, considera que Tesla dio el puntapié inicial para que la humanidad viva una segunda revolución industrial.

Su gran logro, dice, fue su trabajo con los sistemas para la corriente alterna.

La corriente directa de Edison funcionaba bien en los bombillos de luz pero no servía para trasmitir electricidad a larga distancia.

Por desgracia, algunos genios científicos no necesariamente poseen de forma intrínseca aquello que denominamos ética, moralidad y habilidades sociales o están en detrimento de intereses variados.

Las grandes figuras de esta lista puede que hayan hecho importantes contribuciones a sus respectivos campos, pero con el paso de los años seguimos sorprendiéndonos por ciertos comportamientos crueles, despiadados y/o deshonestos, como Thomas Alva Edison.

En 1884, Nikola Tesla se mudó a Nueva York para conocer a Thomas Edison, que era famoso por su sistema de Baja Tensión Eléctrica, por la Corriente Continua, Tesla creía fervientemente que la corriente alterna era eminentemente superior y sugirió crear un motor de corriente alterna, pero Edison afirmaba que sería demasiado peligroso. En lugar de tener en cuenta su propuesta, Edison le ofreció al inmigrante que tenía delante unos 50.000 $, que hoy en día seria alrededor de un millón de dólares, si podía mejorar sus generadores de Corriente Continua, o también llamados dínamos.


Después de trabajar durante una buena cantidad de meses y hacer avances significativos, volvió para reclamar su recompensa. Sin embargo la respuesta de Edison fue la siguiente: “Cuando te conviertas en un americano de pleno derecho, apreciarás una broma americana”. Ante esto, Tesla renunció, pero el abuso no acabó ahí.

George Westinghouse había comprado las patentes de Tesla y se convirtió en la principal fuerza pionera detrás de la energía de Corriente Alterna y su extendida implementación. Edison, que había invertido tanto ideológicamente como monetariamente en su propia energía de Corriente Continua, comenzó a llevar a cabo una campaña publicitaria para desprestigiar, denostar y devaluar a la energía de Corriente Alterna. La campaña fue despiadada, quería probar que el alto voltaje de la energía por Corriente Alterna era demasiado peligrosa para el uso público, así que él y su cohorte iniciaron el uso de publicidad donde se mostraba la electrocución de animales, principalmente gatos y perros callejeros, ganado, caballos, y notoriamente a "Topsy", una elefanta de circo.


La historia del belitre Edison no termina ahí. A Edison le preguntaron si la electrocución era un método humano de ejecución. En respuesta, el afirmó que con la Corriente Alterna de Tesla, en propiedad de Westinghouse, era efectivamente fiable para la ejecución humana. Westinghouse por supuesto trató de prevenir que se produjera en el público dicha asociación Corriente Alterna-Ejecución Humana, pero Harold Brown, uno de los empleados de Edison, fue contratado por el Estado de Nueva York para construir la primera silla eléctrica. ¿Adivináis que tipo de energía utilizó para ello? Si, la Corriente Alterna.


Funcionarios de la prisión de Sing Sing (EE. UU.) preparan a un recluso para su ejecución en la silla eléctrica, hacia 1900.

La ejecución con la primera utilización oficial de la silla eléctrica tuvo lugar el 6 de Agosto de 1890. La energía de Corriente Alterna probó que no era fiable para la ejecución humana. El primer intento de 17 segundos de duración de carga eléctrica falló estrepitosamente en el propósito de matar al afroamericano condenado.

Después de esperar a que el generador se recargara y amplificar el voltaje considerablemente trajo en conclusión la muerte a dicho hombre, una muerte que tardó 8 minutos en producirse. Westinghouse, según se informa, se quejó amargamente diciendo que “Lo hubieran hecho mejor con un hacha”.

La CA fue respaldada por la Westinghouse Corporation. Su voltaje podía subirse y bajarse con facilidad y por esta razón era mucho más sencillo transportarla a grandes distancias a alto voltaje, usando una corriente más baja y, por ende, perdiendo menos energía en el camino.

El obstáculo para la CA eran los motores, pero Tesla diseñó un motor de inducción y un transformador para resolver el problema.

Eso es suficiente para justificar una admiración profunda, dice Inman.

Aunque Tesla no está muy presente en la cultura popular, la "Guerra de las Corrientes" se asemeja a una historia de ficción de Hollywood.


Edison permanentemente trató de desacreditar la nueva tecnología, calificándola de peligrosa.

Organizó electrocuciones públicas de animales -incluido un elefante- y financió secretamente el desarrollo de la primera silla eléctrica que, según él, mostraba los peligros de la CA.

La campaña publicitaria no fue suficiente para opacar las claras ventajas de la CA.

Los sistemas para transportar energía eléctrica a larga distancia y que trasmiten electricidad a 400.000 vatios, conforman uno de los legados más valiosos de Tesla.

Edison y él son dos tipos de genio muy diferentes, señala Marc Grenther, curador del Museo Henry Ford en Michigan.

A Tesla le gustaba conceptualizar y resolver las problemas en su cabeza. Se interesaba más por la idea en sí que por explotarla en términos prácticos.

Mientras que Edison se inclinaba por el potencial comercial de sus sistemas y los investigaba de forma práctica.

"Tesla era más cerebral, un habitante del mundo de la filosofía", señala Grenther. "Edison era más de experimentar con sus propias manos".


Pero si ambos eran científicos increíbles, ¿por qué la reputación de Edison creció y la de Tesla se fue desvaneciendo con el tiempo?

La forma en que recordamos a los científicos no siempre es justa, explica John Pendry, profesor de Física del Imperial College de Londres.

Joseph Swann, por ejemplo, inventó el bombillo en Newcastle, en el noreste de Inglaterra, al mismo tiempo que Edison en Nueva York, pero fue éste último el que se llevó el crédito.

No sólo hace falta tener ideas, en opinión de Will Stewart, de la Institución de Ingeniería y Tecnología, en Reino Unido. "Como ingeniero es importante entender qué resulta práctico".

Tesla fue brillante, pero dedicaba gran parte de su tiempo a perseguir una idea, como la transferencia de energía de forma inalámbrica- aunque pareciera imposible. Edison, en cambio, tenía mucha facilidad para convencer a la gente y transformar sus ideas en productos.

Por otra parte, añade Grether, hay algo vinculado a la intangibilidad asociado con Tesla.

El bombillo de Edison, los autos desarrollados por Ford o los productos de IT de Bill Gates o Steve Jobs son cosas que la gente puede ver y tocar.


Thomas Edison construyó centrales eléctricas en 1881 pero pocas fábricas de entonces adoptaron la electricidad.

“Nuestro sistema completo de comunicación de masas se basa en el sistema de Tesla”, dijo Marc Seifer, autor de “El mago: la vida y los tiempos de Nikola Tesla” (2001).

Desafortunadamente, los grandes planes de Tesla fallaron cuando su patrocinador financiero, JP Morgan, se cansó de años de fracasos del inventor.

Tesla tiene una unidad para medir el campo magnético que lleva su nombre. Es reconocido en Croacia y Serbia, donde hay un planta eléctrica llamada como él.

Aunque su reputación no se iguale a la de Edison, lo cierto es que Tesla se ha convertido en una figura de culto.


El perdurable legado de Edison no es una patente o una tecnología específica, sino sus fábricas de invención, que dividieron el proceso de innovación en pequeñas tareas que fueron llevadas a cabo por legiones de trabajadores, dijo DeGraaf.

Por ejemplo, Edison tuvo la idea de una cámara de imágenes en movimiento, o kinetoscopio tras una charla con el fotógrafo Edward Muybridge, pero luego dejó la mayor parte de la experimentación y creación de prototipos a su asistente William Dickson.

Al tener múltiples patentes e invenciones desarrollándose en paralelo, Edison, a su vez, se aseguró de que sus asistentes tuvieran una situación financiera estable para continuar realizando experimentos y desarrollando más diseños.

Antes de su pelea con J. Pierpont Morgan, Tesla construyó un laboratorio en Long Island, en la que construyó una torre en la que se transmitirían el primer sistema de telecomunicaciones. Sin embargo fue demolida en 1917 por “cuestiones de seguridad”, incluso después de su muerte el FBI resguardó sus documentos, diagramas e inventos.

En su cumpleaños 75 en 1931 fue la portada de la revista Time, la publicación le entregó un volumen de más de 70 cartas de inventores e ingenieros, incluido Albert Einstein, que le agradecían su labor como inspiración a sus carreras. También era muy excéntrico, alardeaba de haber inventado una máquina para crear terremotos y dejaba cualquier obligación para alimentar palomas, incluso pagaba mucho dinero para que lo hicieran cuando enfermaba.

En definitiva, los inventos de Tesla son la columna vertebral del poder moderno y los sistemas de comunicación, pero se desvaneció en la oscuridad en el siglo XX, cuando la mayoría de sus inventos se perdieron en la historia en el curso de batallas legales que no podía solventar, ya que los abogados son caros... Y a Edison le sobraban.


Y a pesar de sus muchas patentes e innovaciones, Tesla vivió sus últimos días como indigente hasta que murió en 1943.


Esta información fue tomada del sitio web Quora. Haz clic aquí para visitar el original.

A pesar de su genialidad, no fue un hombre reconocido en su tiempo

#Сiencia #Sociedad #Celebridades #Quora

¿Tienes algo que decir?
6 Comments
Angel Maria Irisarri Lator
Muy bien. Demuestra lo grande que fue Tesla y lo injustamente casi olvidado que se halla
1
Mar 5, 2022 4:57AM
John Etienne Beckman
Como comenta César González Ochoa, ni Marconi ni Tesla inventó el transistor, se invent`´o por físicos del estado sólido al final de los años cincuenta del siglo XX. Tampoco inventó el laser, que se inventó por físicos americanos y rusos en los años 50 y 60. En ambos casos los físicos ganaron el premio Nobel. Una cosa es rescatar a Tesla del olvido (cosa no necesaria porque su historia ya está muy conocida) y otra es aumentar su figura con inventos que no hacía. Eso es hacerle un flaco favor.
2
Feb 9, 2020 4:39AM
Felipe Hernandez Rodriguez
No puedo soportar tanta ingratitud.
1
Jan 8, 2020 6:23PM
Maximo Zapata
Así es la raza humana, muy mal agradecida.
0
Jan 2, 2020 6:15PM
Lalo Peña
ES CORRECTO. ANTES DEL TRANSISTOR ESTA EL BULBO.
0
Nov 19, 2019 7:21PM
César González Ochoa
Ni Marconi ni Tesla inventaron el transistor; es de fines de los años cincuenta
2
Nov 17, 2019 9:20AM

Datos interesantes

¿Cuál es el animal más grande? 9/6/2021

La ciencia ha determinado hasta ahora que la ballena azul alcanzó la máxima forma de vida posible en este planeta. Ya es un milagro, es un ser vivo, su corazón es simplemente un logro increíble por naturaleza.

Leer más

#Animales #Quora