Enki es un dios de la mitología sumeria. Era el patrón de la ciudad de Eridú, donde se le rendía culto. Conocido también como Ea en las mitologías acadia y babilónica.

Era un dios benévolo que amaba a la humanidad. Su nombre significa "señor de la tierra". Es considerado, por la mitología, como el dios de la sabiduría, señor de Apsú o Abzu (lugar mágico) y protector de la humanidad.

Enki es un dios sabio, genetista, científico e ingeniero que usa su sabiduría a favor de los seres humanos a los cuales perfecciona a través de la ingeniería genética.

De acuerdo a su genealogía el dios Enki es hijo del dios Anu, señor del cielo y hermano del dios Enlil, señor del aire y un gran militar. Su misión era crear los seres humanos, por lo tanto se le concibe como el señor de la creación, la sabiduría, la construcción y el diseño.

En el arte mesopotámico, Enki es representado como un dios sentado, con barba larga, que lleva una gorra con cuernos y una larga túnica. De sus brazos salen corrientes de agua que fluyen hacia el suelo.

El dios Enki le daba a los gobernantes conocimiento e inteligencia y les repartió el habla a los humanos.

Creó las tierras fértiles, los animales salvajes y domésticos, proporcionó a los hombres semillas de trigo, frijol, maiz, cebada y los enseñó a cultivarlos.

Era el guardián de los poderes divinos, controlaba los dones de la civilización y asignó sus funciones a los otros dioses.

Más información: es.m.wikipedia.org