La palabra México significa el ombligo de la Luna. Del Náhuatl "Metztli" (luna) y "xictli" (ombligo). Los Aztecas lo pronunciaban "Meshico".

Los españoles lo escribían "México" ya que la "X" se pronunciaba como "J". Cuando el castellano evolucionó y la "J" reemplazó a la "X" se le quiso llamar "Méjico" pero la costumbre hizo que se le siguiera conociendo como "México". La Real Academia Española permite excepciones para nombres propios.

El nombre de México proviene de una profecía y una masacre que trajo consigo la viruela y la gripe: la historia de un águila parada en un nopal masticando una serpiente y la Conquista.

“El dios Huitzilopochtli, cuyo nombre alterno era Mexitli, le dijo a sus fieles que buscaran un lugar donde pudieran construir la ciudad más poderosa de la Tierra. Cuando encontraron el lugar, en los linderos del Lago de Texcoco, se hicieron llamar mexicatzintli o mexicas y al lugar donde se asentaron, Mexitli, de donde derivó la palabra México”.

Los españoles llamaron Nueva España a México, conservando el nombre de México para la capital a la cual nombraron La Ciudad de México, en 1585.

México se tardó tres siglos en recuperar su independencia en septiembre de 1821, y desde entonces se ha sido conocido como: América Mexicana (Congreso de Chilpancingo 1813), Imperio Mejicano (1821-1823), Nación Mejicana (Constitución

de 1823), República Mejicana (Constitución de 1857), Imperio Mejicano (1863-1867) y Estados Unidos Mexicanos (Constitución de 1917).

Más información: es.m.wikipedia.org